Soluciones para un mundo en crecimiento

Oídio de la vid

Nombre Vulgar: Oídio de la vid  

Oídio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Dow AgroSciences- Galería de fotos

Nombre científicoErisyphe necator


Tiene la particularidad de atacar a todas las partes verdes de la planta, restringiendo su crecimiento sólo en la epidermis de los órganos atacados. Puede llegar a producir daños en la cosecha de hasta el 100% y sólo los tratamientos químicos aplicados en tiempo y forma son eficaces para el control de la enfermedad.


Síntomas
:

Hojas: comienza con moteado clorótico (manchas cloróticas circulares de uno a dos cm de bordes difusos), evoluciona a bronceado, ampollado y contorsionado de las mismas. Si el ataque es intenso la superficie del órgano puede cubrirse con el hongo que se presenta como una pulverulencia blanca a blanca-grisácea generalmente tenue.

Pámpanos: bronceado. Cuando lignifica aparecen típicas manchas aracniformes color rojo-vinoso. No confundir cuando aparecen manchas semejantes pero de color negro.

Racimos: hay dos tipos de ataque: Ataque temprano: cuando el hongo ataca desde prefloración hasta unos 20-30 días después de haberse producido la misma. Las bayas se presentan pequeñas, duras (por formación de tejido cicatrizal y corchoso que trata de evitar el progreso del hongo) y se cubren con una pulverulencia blanco-grisácea abundante que es el cuerpo del hongo. Tanto la semilla como la pulpa siguen creciendo y como la baya ha perdido elasticidad, termina por rajarse quedando expuesta al ataque de otros parásitos.

Ataque tardío: es el que se produce desde baya algo mayor al grano de arveja hasta envero. Se caracteriza por producir un russeting en la superficie de la baya. Como la parte atacada pierde elasticidad puede rajarse por esa zona quedando expuesta al ataque de otros agentes patógenos.

Ciclo:
Pasa el invierno como micelio debajo de las pérulas de las yemas, por lo que los tratamientos invernales son inadecuados para llegar a realizar un control efectivo.
A partir del año 2000, fueron hallados los peritecios, que lo pasan principalmente en la ritidomis de las plantas y en hojarasca. Esta forma de supervivencia está siendo estudiada para conocer su importancia y determinar si es necesario realizar algún tipo de control químico. Hasta el momento no se han arribado conclusiones.
En primavera, a medida que el brote crece, el micelio se desarrolla con él produciendo, bajo ciertas condiciones, los llamados "brotes bandera" que no son frecuentes en la Región de Cuyo y donde los mismos se presentan de tamaño reducido y totalmente blancos por la presencia del hongo. A partir de allí se desarrollan varios ciclos durante la estación de crecimiento.

Susceptibilidad fenológica
:

Pámpanos: mientras se encuentren verdes.
Hojas: son más sensibles las jóvenes y la susceptibilidad comienza a decrecer cuando la hoja tiene más de 20 días.
Bayas: desde prefloración hasta baya tamaño grano de arveja son más susceptibles, a partir de este punto comienza a decrecer hasta ser tolerantes luego del envero, debido a la imposibilidad que tiene el hongo de penetrar por la cantidad de azúcar acumulada en las bayas.

Susceptibilidad Varietal:
Uvas de mesa: Flame Seedless, Black Seedless, Superior, Almería, etc.
Uvas de vinificar: Chardonnay, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, etc.


Condiciones predisponentes
: Este patógeno es poco exigente en cuanto a condiciones ambientales. Temperaturas medias de alrededor de 20-25 °C son óptimas para su desarrollo. Su potencial reproductivo aumenta con humedades relativas de 80-85% y es más agresivo en canopias sombreadas y densas. Debido a ello, esta enfermedad se presenta todos los años y su agresividad está sujeta a las condiciones que se den en la canopia.

Control: Ver Programas de control en la zona

"Respetar las dosis de marbete en todos los productos y la rotación adecuada permite evitar la selección de cepas resistentes"

Producto  Control químico Momento de Aplicación
Quintec fungicida Quinoxyfen al 25%. Pertenece a la familia química de las quinolinas. Actúa a nivel de reconocimiento huésped-patógeno interviniendo activamente desde el comienzo de la enfermedad siendo su acción fuertemente preventiva. Tiene acción por contacto quedando retenido en las ceras cuniculares y desde allí se re-distribuye en el follaje en fase gaseosa (halodistribución) aumentando de este modo la acción residual del mismo. No se lava con las lluvias.
Systhane E, fungicida Miclobutanil al 40 y al 25% respectivamente. Actúa a nivel de síntesis de esteroles por lo que su acción es preventiva y erradicante. Tiene acción sistémica por lo que penetra en el follaje y circula dentro de la planta a cortas distancias. No se lava con las lluvias.